Remedios para la tortícolis

remedios torticolis

Al menos una vez en tu vida te has encontrado con el molesto dolor que nos golpea por la mañana cuando te despiertas e inmediatamente fuimos a Internet en busca de remedios para la tortícolis.

Comencemos describiendo qué es la tortícolis: Es una condición patológica caracterizada por la inclinación de la cabeza hacia el hombro (contralateral al dolor) con intenso dolor en el movimiento tanto en la inclinación como en la rotación. Normalmente se permite la inclinación en una dirección. En la palpación muscular siempre se nota una gran contractura muscular, sobre todo del trapecio, con la presencia de gatillos dolorosos en el trapecio, o en el músculo elevador de la escápula, o como ocurre muy a menudo entre los romboides. El músculo siempre contraído es el esternocleidomastoideo.

¿Pero cuál es la causa de la tortícolis?

Las causas de la tortícolis pueden ser múltiples, pero podemos encontrarlas en actividades deportivas realizadas el día anterior en condiciones no adecuadas con ejercicios incorrectos que sobrecargan excesivamente el tracto cervical, o en posiciones nocturnas (los cojines o las noches en el sofá son muy frecuentes), en la exposición prolongada a corrientes de aire frío que desencadenan un proceso de contracción muscular, o en la predisposición “anatómica” debida a protuberancias discales o artrosis articulares de las 7 vértebras cervicales.

Remedios para la tortícolis:

En primer lugar, se debe determinar la causa del problema, para conocer qué remedio para la tortícolis es efectivo. Si es evidente (dolor derivado de un accidente de coche con latigazo cervical, o dolor después de una noche en el sofá… etc), si en cambio el dolor se produjo de forma repentina, o quizás lentamente, o incluso como efecto final de un dolor continuo en la columna cervical (artrosis, enderezamiento del tracto cervical, presencia de hernias o protuberancias). En este segundo caso no pierda el tiempo pensando qué el dolor pasará, ya que generalmente no pasa, sino que se acentúa, y el tratamiento es ciertamente más complejo, largo y costoso.

Los consejos o remedios para la tortícolis tienen, pues, por objeto resolver rápidamente el problema, pero si éste persiste se debe recurrir siempre a un especialista.

Mujer con dolor de cuello
Una mala postura al dormir puede provocar dolores cervicales.

Qué no hacer:

  • Masajes caseros: el tracto cervical es muy delicado y en un espacio pequeño se incluyen muchas estructuras anatómicas. Así que preguntarle a un pariente o amigo si puede darnos un masaje reparador es lo más equivocado y peligroso. Este es uno de los primeros remedios para la tortícolis, pero uno de los más peligrosos.
  • Movimientos o gimnasia: En este afecto en particular el movimiento está muy comprometido, y uno es llevado a pensar que mover el cuello quizás en la dirección del dolor, puede interrumpir el dolor. En Internet hay muchas guías con ejercicios, más o menos válidos, pero no todos son recomendables en la fase aguda.
  • Uso excesivo de analgésicos: Actualmente, en las farmacias se venden sin receta médica medicamentos como Aulin, Voltaren o Dicolerum o diversos anti-inflamatorios, y la dosis no siempre es clara. He visto muchos casos de uso excesivo de drogas anti-inflamatorias, con dosis absurdas, tomadas sin saber los daños temporales y permanentes que sufren el estómago, los riñones y especialmente el hígado (órganos responsables de la eliminación de las toxinas de las drogas). Por lo tanto, tome un anti-inflamatorio no más de 2 veces al día durante no más de 3 días consecutivos. Cuando la sintomatología continúa, siempre es aconsejable ponerse en contacto con un médico o buscar el consejo de un fisioterapeuta amable que pueda remitirle bien al especialista apropiado para el tipo de problema.
  • Descanso excesivo: Siempre es bueno descansar un tracto anatómico inflamado, pero el exceso se vuelve contraproducente, especialmente si una almohada inadecuada o un colchón incorrecto son la causa de la inflamación.
  • Evitar el deporte: En una condición de dolor, sobre todo si es agudo se hace evidente no poder practicar deporte… pero a menudo la vida de un deportista sobre todo si es profesional lleva a “apretar los dientes” pero esta actitud lleva a empeorar inexorablemente el problema y a empeorar un problema que tal vez se pueda resolver con poco, y por supuesto el tiempo de recuperación. (así que no es una gran idea no escuchar las señales de tu cuerpo)
  • Evitar las posiciones incómodas: Sin darnos cuenta la causa de nuestro problema está bajo nuestras narices, pero no podemos verla… ¡Las posiciones del ordenador, el coche con el asiento mal colocado, el sofá… siempre hay que tenerlas en cuenta, y a menudo son la causa del problema y por sí mismos son los remedios para la tortícolis que nos aflige!

Qué hacer: (Remedios “buenos” para tortícolis)

  • Envolturas: empiezan con envolturas frías en los primeros días y luego pasan gradualmente a envolturas calientes y finalmente calientes. Para las compresas puedes usar una toalla húmeda que se mantiene en la nevera durante una hora más o menos, bien apretada y luego aplicarla en el cuello frotando durante 15 segundos y soltando.
  • Dormir sin almohada: Una gran parte de la tortícolis es causada por un descanso nocturno prolongado u ocasional (la tortícolis es muy frecuente después de una noche en un hotel).
    La noche es ciertamente una parte importante de nuestra vida, y a menudo nos encontramos luchando contra los problemas cervicales, a través de muy buenas terapias, pero a menudo estos esfuerzos se ven frustrados por las posturas nocturnas equivocadas. Si lo pensamos un momento, en promedio descansamos unas 8 horas, a menudo en la misma posición. Por lo tanto, es muy importante descansar en una almohada adecuada y cómoda. La almohada a menudo resuelve al menos el 40% de los dolores cervicales y de la tortícolis desde las primeras noches.

Recomendaciones

Sugerimos siempre el uso de cojines en material de espuma de memoria para el hogar, combinados con colchones del mismo material, ya que mejoran de manera impresionante la calidad del descanso. Recordando que la cama y la almohada se usan los 365 días del año durante al menos 8 horas… así que no escatimen en precio o calidad, y sobre todo reemplácenlas cada 5-6 años.

  • Contacte con un Fisioterapeuta: en la fase aguda puede contrarrestar significativamente el dolor actuando sobre la causa de la inflamación. Se pueden realizar masajes terapéuticos, tecarterapia, láser de alta energía, osteopatía, infrarrojos, vendaje kinesiológico, reeducación postural y maniobras suaves para sujetar los músculos y ayudarlos a reanudar su función sin dolor.
  • Tomar medicamentos: Consulte siempre a su médico, mejor si es ortopédico, describiendo el tipo de dolor, la aparición y sobre todo podrá aconsejarle el tipo de medicación y darle remedios para la tortícolis.
    Ajuste la posición en la oficina: Preste atención a la posición del ordenador en la oficina y posiblemente cambie la posición.
  • Mantener caliente la zona reparada: Ayuda a mantener la zona “caliente” sin aplicar fuentes de calor, como el uso de un pañuelo o una bufanda.
  • Utilización de una crema anti-inflamatoria: Su función suele ser fluctuante, y su eficacia real no siempre está demostrada, debido al impedimento de la barrera cutánea que no permite que la droga penetre profundamente, pero utilizada junto con los remedios para la tortícolis antes mencionados, ayuda mucho.

En resumen

La tortícolis es un acontecimiento doloroso que le puede ocurrir a todo el mundo. Para remediar la tortícolis, en primer lugar, se debe hacer una evaluación cuidadosa de su cuerpo en busca de síntomas y signos que han llevado al dolor cervical. Si se trata de una enfermedad aleatoria o recurrente, se entiende inmediatamente que hay que seguir los remedios para la tortícolis enumerados anteriormente, prestando mucha atención a las cosas que no se deben hacer, pues de lo contrario los síntomas empeorarán y el tiempo de recuperación se prolongará.